top of page
  • Foto del escritorJosé Jarquín

Marketing de contenidos: 5 consideraciones para aplicarlo en tu negocio.

Para iniciar este tema tan relevante en el mundo del marketing digital, es importante definir la palabra "contenido". Al hablar de contenido, hacemos referencia a toda aquella información que se presenta digitalmente por medio de textos, audios, videos e imágenes entre otros, por tanto, podríamos decir que todo aquello que consumimos cuando estamos navegando en internet es contenido.

Partiendo de la premisa anterior, el marketing de contenidos es una estrategia de marketing digital que tiene como base la creación de contenido de valor, con el fin de atraer y fidelizar a nuestro público objetivo, permitiendo entre otras cosas, que el cliente tome la decisión de adquirir nuestros productos o servicios. El marketing de contenidos es la pieza central de la metodología de Inbound Marketing, de la cual hablaremos en otro momento.

¿Cómo desarrollar una estrategia de marketing de contenidos para mi negocio?


1- Define a tu buyer persona.

El Buyer persona se define como la representación semi-ficticia de nuestro cliente ideal, creado a partir de datos reales de nuestros clientes o de estudios de mercado. La importancia de tener bien definido nuestro buyer persona, es que nos permitirá generar contenido con una mejor estructura y contexto mejorando la estrategia para atraer a los mejores leads para nuestra empresa. Recuerda que lo importante de nuestra estrategia es la generación de contenido de valor, por lo tanto, si la definición es clara, el contenido cumplirá este objetivo de cara a nuestros futuros clientes. Si quieres aprendar más sobre cómo definir a tu buyer persona y obtener plantillas gratuitas para generarlos, visita este contenido de Hub Spot.

2- Establece los objetivos de tu estrategia.

El contenido que generamos debe tener una intención, un objetivo claro. Esto nos permitirá tener más claridad al momento de generarlo, pero sobre todo, nos permitirá poder medirlos de forma adecuada. Algunos de los objetivos que podemos trabajar son:

  • Reconocimiento de marca (Brand awareness), esta nos indica el nivel de reconocimiento de nuestra marca por parte de los consumidores.

  • Engagement, este objetivo nos habla del vínculo que ha generado nuestra marca con los seguidores, este vínculo nos ayuda a generar interacción con ellos.

  • Tráfico Web, se refiere al número de visitas que recibe nuestro sitio web, una página particular o un blog.

  • Captura de Leads, este objetivo busca obtener información de clientes potenciales. A partir de acá se generan estrategias de lead management, buscando convertir estos leads en clientes reales.

  • Ventas, el objetivo central de todo negocio con fines lucrativos. Aumentar las ventas debería permitirnos incrementar nuestros ingresos, generar escalabilidad y crecimiento.


3- Crea contenido de valor.

Si has seguido los pasos anteriores, ya tendrías definido a quién le estás "hablando" con tu contenido y cuál es tu objetivo.

Es importante tener claro que en nuestro andar como clientes recorremos un camino, también conocido como "el buyer journey", el cual podemo dividir en tres etapas: Descubrimiento, Consideración y Decisión.

Entender estas etapas, nos permitirá generar contenido que nos permita conectar de manera adecuada con cada cliente, según la etapa en que se encuentre.

  • Descubrimiento: En esta etapa, el cliente está conociendo acerca de su necesidad o problema. Acá, nuestro contenido estará enfocado en explicar ¿Qué es?. Por ejemplo, asumamos que somos Médicos especialistas en problemas de rodillas, nuestro contenido debe ir enfocado en explicar los distintos padecimientos que puede tener una persona relacionada a la rodilla, cuáles son las posibles causas y los síntomas más comunes.

  • Consideración: En esta etapa el cliente ya tiene más claro el panorama sobre su necesidad o su problema y está buscando opciones personas o empresas que puedan satisfacer esa necesidad o solucionar el problema. En esta etapa, nuestro contenido está enfocado en posicionarnos como la mejor opción posible. Ejemplo, Nuestro cliente ya sabe que es lo que padece en la rodilla, puede que ya haya sido diagnosticado o bien esté buscando quién pueda tratarlo. Acá nuestro contenido debe ser claro, hacer que nuestros seguidores se sientan confiados de nuestro trabajo, experiencia, conocimiento. Las referencias de clientes son muy válidas.

  • Decisión: En esta etapa el cliente está buscando tomar una decisión, necesita conocer qué benficios y/o garantías le ofrecen, costos, descuentos entre otros. Nuestro conetenido debe aclarar qué puede esperar de nuestro servicio, garantías si aplican, descuentos y otros beneficios que le permitan dar el paso.

En la construcción de este contenido podemos buscar distintas fuentes como explicación de conceptos, de procedimientos, sobre utencilios o herramientas, datos estadísiticos, recomendaciones, casos clínicos propios o de otras fuentes, entrevistas con otros profesionales o complementarios, saludos en días de efemérides, experiencia de clientes, recorridos por nuestros espacios físicos, ofrecer plantillas o guías gratuitas, entre otros.

4- Difunde tu contenido.

Una vez que tenemos claro nuestro contenido, debemos hacer un mapeo de los recursos o canales con los que disponemos. Aquí es muy importante tener claro que no debemos tratar de abarcar muchas fuentes si no vamos a ser capaces de administrarlas de manera adecuada.

Un mismo contenido, puede ser explotado de diversas formas, por ejemplo: Podemos escribir un artículo en un blog. Este contenido, podemos replicar su escencia en uno o varios posteos de Facebook e Instagram, además, podemos grabar parte de este contenido en video para subirlo en Instagram, TikTok o YouTube, podemos generar un Podcast en Spotify o incluir frases o datos relevantes en Twitter.

Anímate a diversificar tu contenido y buscar cuáles canales te generan mejores resultados.

5- Analiza los resultados.

Por último, como dijo Peter Drucker, “Lo que no se puede medir no se puede controlar; lo que no se puede controlar no se puede gestionar; lo que no se puede gestionar no se puede mejorar.” Tener objetivos claros, nos permitirá establecer los KPI adecuados para cada objetivo y de esta forma poder gestionar qué tipo de contenido nos genera mejores resultados para un objetivo particular. Esto nos permitirá reorganizar y mejorar nuestras estrategias conforme vayamos avanzando en este campo.

Por último, es importante mencionar que las estrategias de marketing no son una receta, ni tampoco deben ser escritas sobre roca. Tener claro nuestro Buyer Persona y nuestros objetivos es fundamental para saber hacia donde vamos. El éxito radica en entender el cambio como parte enscencial de la misma estrategia y poder reaccionar de manera adecuada a los cambios que el mercado, las circunstancias y nuestros clientes demanden, nos ayudará a estar un paso más cerca de alcanzarlo.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page